Escuela de baile en Malaga

Clases de salsa en Malaga con el profesor Antonio.
Academia de baile en Malaga capital

Hay una señora con bata y rulos y un poco de mal humor que en ocasiones amenaza la armonía y tranquilidad de nuestra academia de bailes latinos en Málaga.

Nuestras clases se desarrollan de nueve a once de la noche y jamás se alargan. Se han llevado a cabo pruebas técnicas sobre los decibelios que salen del equipo de música, sin que se haya cometido nunca ninguna infracción de normativas municipales.

La vecina del bloque se queja con frecuencia de que la música está muy fuerte, de que se oyen mucho las risas, los aplausos, y los tacones de las mujeres. E incluso dice que la gente grita mucho.

No es cierto que la música esté alta ni que haya un exceso de ruido.

Por supuesto que los sonidos pueden molestarle, pero ni mucho menos exceden de lo permitido.

Siempre tenemos el máximo cuidado para que no se moleste al vecindario. El equipo funciona a muy poco volumen y se le recuerda con frecuencia a los compañeros que no griten ni aplaudan, porque podrían molestar a quienes viven encima de la academia.

Incluso cuando termina la clase a las once y los alumnos se quedan charlando delante del portal, les advertimos que no hablen en voz alta, porque es tarde y hay gente que tiene que dormir y levantarse temprano al día siguiente para ir a trabajar.