Baile de novios

Cada pareja elige qué cancion quiere bailar en el baile de novios de su propia boda
Los bailes de salon para una boda

Las clases para novios de vals, bachata, salsa u otras modalidades de baile que Antonio de El Cónsul (Málaga) te ofrece, sirven para que en tu boda puedas hacer la coreografía que tenías pensada con tu cónyuge y deleitar a los invitados. La idea es que hagas algo bonito y sencillo, porque empeñarse en ejecutar coreografías complicadas no creo que te interese ni que dé buen resultado.

Parece una tontería, pero a la hora de bailar salsa, bachata o cualquier ritmo similar, la ropa que llevas puesta es importante, sobre todo para las chicas. No sólo lo es el zapato que uses, algo que cualquiera entiende. Yo insisto en que la ropa también hace mucho en el caso de las mujeres. Desde lo cómoda o incómoda que puedas estar con una prenda hasta el estado anímico que tu atuendo te pueda producir.

No es lo mismo ir vestida con ropa sexi que te haga sentir bien y guapa, que ir con chándal, camiseta ancha y tenis. Y no lo es porque, entre otras cosas, no podrás apreciar los movimientos de tu cuerpo y el baile perderá mucho. Tampoco es igual mirarse en el espejo y ver un cuerpo femenino y sensual, que ver un envoltorio de tejido que recubre un hipotético cuerpo de mujer, que lo mismo existe que no existe, porque no hay ni forma de intuirlo.

Y luego está la cuestión de las prendas incómodas. Puede ser tanto un sujetador que te apriete demasiado o te presione alguna zona sensible, como un tanga que se clava demasiado, o como una blusa que se ladea, se le abren los botones, etc…, por poner algunos ejemplos.

Muchas veces veo chicas bailando que llevan un vestido ajustado y corto, de esos que si llevas con pantis, lo único que hacen es resbalar y subirse por tus piernas, de modo que si los dejas, acabas con el trasero al aire y el vestido remangado en la cintura. Algo que puede ser muy morboso en ciertas circunstancias, pero que bailar no resulta precisamente elegante. Y esas chicas no disfrutan del baile, porque se pasan toda la canción luchando con el vestido para que no se siga subiendo y aprovechan cualquier instante en que tienen una mano suelta para darse tirones de la prenda.

Para bailar bien, tienes que estar cómoda en todas los sentidos, y sí, si no vigilas tu atuendo, puedes acabar muy molesta y que ni siquiera te apetezca bailar.

Autor: Vanesa.